domingo, 12 de agosto de 2012

Turbinas en el fondo del mar se expanden en área de las energías renovables

Utilizar la energía del mar para conseguir electricidad es una técnica que se aplica hace algún tiempo, pero recién en estos momentos y después de años de investigación está dando sus primeros frutos.
La técnica consiste en instalar turbinas bajo el agua para que generen electricidad actuando similar al molino eólico, pero submarino, utilizando el movimiento natural de las mareas. Por eso el lugar donde se instalen estas turbinas tiene que ser especialmente fuerte en materia de energía mareomotriz
Estados Unidos y Europa suman varios proyectos para potenciar este tipo de energía renovable: Frente a las costas de Escocia, cerca de la Isla de Eday, existe un proyecto desde el 2011 que ya instaló una turbina submarina, llamada HammerfestStrom HS1000, de 1 MW y treinta metros de alto. Esta turbina abastece anualmente la demanda de unos 500 hogares.
El director del proyecto Keith Anderson, asegura que “ya se desarrolló un conocimiento suficiente de la generación de energía a partir de mareas, lo que da confianza para aplicar el concepto en proyectos a escala en Islay y PentladnFirth”. Con la “venia” de Anderson, se entiende que este tipo de energía muy pronto podría ser tan popular como la eólica o la solar.
Con los excelentes resultados de HammerfestStrom, lo que se viene ahora es incrementar las turbinas de manera que se cree un parque submarino de energía mareomotriz, que logre entregar energía a muchos más hogares. El parque, proyecto de la empresa Scottish PowerRenewables podría estar listo entre el 2013 o el 2015.
En Norteamérica existe un lugar donde 100 millones de toneladas de mar fluyen en la bahía Fundy, cerca de Maine y Canadá. Para aprovechar esta energía la Compañía de Energías Renovables de Océano y el Departamento de Energía Nacional de Estados Unidos, han ideado el proyecto TidGen Cobscook Bay, el cual espera generar 3 MW de energía, que alcanzararía para entregar electricidad a unas 1200 viviendas y negocios.
Este proyecto utilizará el sistema TidGen, el cual puede funcionar en espacios de entre15 a 30 metros de profundidad y no deja ningún tipo de residuos en el mar, algo que importa mucho a los ambientalistas que están muy preocupados de que este tipo de energía afecte  a la fauna marina, aunque hasta ahora las plantas marinas más importantes han tenido aprobación ambiental, aunque de todos modos no está de más investigar un poco más.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada